• By German Anitua Azkaratenitua Azkarate
  • Rating:( 112 votes )

ORGANISATIONAL COMPETITIVENESS IS NOT ALL ABOUT TEAMS, MIND THOSE LONE SURVIVORS TOO

¿No crees que quizás ponemos demasiadas esperanzas en los equipos de trabajo como garantía de que sean éstos una de las mejores herramientas de trabajo con el fin de poder llegar a que nuestras organizaciones sean mas competitivas?

Desde hace mas de dos décadas que se nos está argumentando la necesidad de ser ágiles en las organizaciones para mantenernos competitivos en estos tiempos de ultra cambios. Y mas recientemente aún se nos está sugiriendo el uso de métodos ágiles como el SCRUM para potenciar el rendimiento de nuestros equipos de trabajo y así acercarnos mas a ese grado de competitividad deseada. Sin embargo, dar demasiado peso a los equipos de trabajo y al trabajo en equipo como medio para mejorar la agilidad de las organizaciones hace que nos olvidemos del otro elemento que contribuye de manera por igual, y que es el trabajo individual. “Me he encontrado con que mas del 70% de las tareas que se desarrollan en las organizaciones (aunque siempre depende de su tamaño, sector y tipo de ecosistema en el que operan) se desarrollan de mejor forma si se desarrollan de manera individual. Además, si estas personas están fuera de los equipos de trabajo, aún operan mejor. Llevo años llamando a estas personas los lone survivors de las organizaciones (Marcus Luttrell, 2007). “Lone survivors”, conjunto de palabras que recojo del libro de Marcus Luttrell del año 2007 bajo el título “Lone Survivor: The Eyewitness Account of Operation Redwing and the Lost Heroes of SEAL Team 10.” A continuación, paso a explicarme.

Han sido ya varias el número de organizaciones en las que cuando he sido invitado para auditar sus procesos de reflexión y dotarlos de contenido, me he encontrado con situaciones curiosas como la siguiente. Mientras que, por un lado, me encontraba con un equipo de personas súper motivado y trabajando en proyectos en donde las ideas surgían de manera ordenada, y todos/as empujaban con fuerza sin tenerse que ajustar reglas ni protocolos; como si de un manual teórico fuese. Por otro lado, y vagabundeando por las organizaciones me he encontrado con gente que estaba trabajando sola. Unas personas con perfiles de trabajo sometidos a reglas, procedimientos y normas.

Después de días de trabajo la dirección siempre me suele preguntar: ¿Qué te ha parecido nuestro modelo de equipos de trabajo y trabajo en equipo? Por lo general mi respuesta casi siempre es: “Bien. De hecho, perfecto. Pero donde debes de mirar no es a lo tienes aquí, sino a lo que tienes ahí fuera. Lo que he presenciado estos días es un equipo de trabajo en “formato laboratorio”. No es un formato real para el día a día de tu organización. Están bien para compartir penas y buscar compartir en el grupo la responsabilidad de la dirección. Lo que he visto son equipos ágiles que no coexisten junto con el trabajo individual. Y la sensación es que estos “lone survivors” de alguna manera se está descolgando de este semi-ágil movimiento de la organización. Estas muy lejos de lo que es una organización ágil que aprende y mejora”.

Lo que trato de trasladar en palabras es que, para llegar a conseguir un cierto grado de agilidad en las organizaciones, además de trabajar los equipos, se requiere también dar una importante consideración a como se enfocan estas las labores individuales, y también en como son controladas. Las organizaciones van a contar siempre con tareas individuales. Trabajar en equipos sin conseguir integrar a estos “lone survivors” no va a conseguir hacer que la organización evolucione a estadios ágiles. Lo que hay que trabajar va mas allá de seguir potenciando los tan aclamados llamados equipos de alto rendimiento, lo cual es relativamente sencillo. Sin embargo, lo que es complejo y deberíamos de conseguir es integrar a estos “lone survivors”. Esta es una tarea que es imposible de conseguir si previamente no se ha cuestionado el actual modelo de gestión de políticas y procedimientos. De hecho, para poder cuestionarnos estos modelos de gestión de políticas y procedimientos es necesario que sepamos orquestar la relación existente entre las características de los diferentes sectores de actividad y sus mas óptimos modelos de gobernanza; algo que argumentaré en mi próximo artículo.
 


Rate this post: